Hola, Invitado (Particular)
TU CARRITO   TOTAL: 0,00 €
Carrito Nueva Humanidad TV
Sección actual: INICIO

REVISTA DIGITAL PRODUCTOS KARMA

KARMA ESTUVO ALLÍ
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
 

PRIMER CONGRESO DE TAROT

Texto y Fotos: Emma In

El Tarot es un revelador, es apertura y posibilidades infinitas

 

Por fin ha llegado el día que tanto ansiábamos desde que tuvimos la suerte de encontrarnos con María del Mar y Xavier Tort en la Escola Mariló Casals. En aquel encuentro (publicado en el espacio de entrevistas) ambos supieron transmitirnos el entusiasmo con el que afrontaban el reto de proponer una visión diferente del Tarot en el Siglo XXI. Su actitud reflejaba una profesionalidad y rigor muy de agradecer en el ámbito esotérico. Hoy, día 25 de febrero de 2012, culmina con éxito el esfuerzo que se inició hace un año. Los primeros datos eran halagüeños porque se han superado las previsiones en el número de inscripciones pero el contacto directo con los congresistas y la calidad de la mayoría de intervenciones justifican no sólo este primer congreso, sino los que esperamos que le sucedan.

 

La primera ponencia nos da la oportunidad de conocer a otra de las hijas de la tarotista Mariló Casals, Elisenda Toló. Ella, junto a Elvira Freire, nos ha ofrecido un elaborado recorrido por la historia del Tarot. Las referencias históricas son siempre necesarias para poder introducirnos en un trabajo profundo sobre un tema, pero se agradece especialmente cuando son completas, ilustradas y amenas.

 


La siguiente ponencia, realizada por Carmen López Sales y por Jorge Luis Soto (ella, licenciada en medicina y homeópata entre otras cosas, y él osteopatía y terapeuta) ha sido muy interesante. Además de hacernos comprender los principios fundamentales de la homeopatía como energía, nos han fascinado mostrándonos ejemplos de la disposición de las cartas como ayuda para entender una trayectoria de vida, la impronta natal y configuración evolutiva a través de la fecha de nacimiento y otras fechas significativas. Nos han hablado de las matrices y nos han ilustrado sobre la concepción que ellos tienen del ser humano. En la relación del Tarot y la homeopatía nos han desarrollado el ejemplo de la carta de la Emperatriz y su correspondencia con el tratamiento basado en el remedio llamado ‘‘Lachesis’’. Como conclusión Jorge y Carmen nos desvelan que la relación de Tarot y Homeopatía tiene sentido en su capacidad de ‘‘revelar, comprender y crear’’.

 


El Mago Félix, el carismático e incombustible futurólogo catalán, nos ha transmitido su experiencia en la interpretación de sueños en los que aparecen cartas de Tarot. Lleno de anécdotas y referencias a su propio libro sobre Tarot, nos ha dado una pequeña muestra de lo mucho que ha ido acumulando a lo largo de sus casi ochenta años de vida. Sus reflexiones sobre la felicidad y el amor han sido un lujo.

 


Los Responsables de la Escuela Le Mat han incidido en la subjetividad de las interpretaciones. Encarna Sánchez ha afirmado: ‘‘El Tarot te ayuda a evitar el caos’’.

 


Antes de comer ha habido un aperitivo intelectual que nos parece especialmente meritorio: la mesa titulada ‘‘¿Cómo nos ven desde otros sectores?’’, con la participación del periodista Xavier Pérez-Ezquerro, la socióloga Johanna Cáceres y el político independentista Jordi Portabella. La expectación estaba servida; sobrevolaba la duda sobre el grado valentía de los ponentes para desentrañar los aspectos menos favorecidos de la disciplina oracular. Evidentemente estaban frente a una audiencia convencida de las bondades del Tarot. El comunicador sugirió pautas para que los tarotistas se tomen en serio a sí mismos, reivindiquen espacios de influencia en los medios, e incluso puedan entrar en la universidad, a través de la honestidad y de la excelencia y no de la búsqueda del lucro inmediato. El político municipal inició bromeando y siguió buscando los pocos puntos en común que su práctica profesional puede tener con la de los tarotistas. Invitó a la especialización, a la rigurosidad que distingue entre charlatanes y los expertos; también al acercamiento, a una manera de hacer deontológica. Hizo la comparativa con el método científico y afirmó a los presentes: ‘‘Vosotros trabajáis en el campo de lo que para la ciencia no tiene la solución’’. Incidió en la capacidad de consuelo y alivio que encuentran los consultantes. La anécdota de la jornada se dio cuando Portabella fue desmentido desde la grada enérgicamente al afirmar que el grado de acierto de los tarotistas lógicamente se correspondería con la familiaridad de consultante y consultado. Para la mayoría de los presentes es más fácil interpretar para los desconocidos.

 


Johanna Cáceres nos ofreció una nueva mirada que tiene la frescura del neófito. Nos aportó su manera de encajar el saber del consultante como parte del conocimiento ancestral adquirido y transmitido gracias al sentido común. Después de acudir a una clase de Tarot impartida en la Escuela Mariló Casals, la ponente ha podido enlazar la práctica de las tarotistas con la de las confidentes, guías, las mujeres sabias, o los actuales coach, que rebajan la incertidumbre (algo que los humanos como especie toleramos mal). También el ser humano tiene una gran necesidad de trascender y saber qué dota de sentido a lo que hace. La Sra. Cáceres ha sido especialmente incisiva a la hora de potenciar la labor de consejeras y desterrar las justificaciones y envoltorios más metafísicos, esotéricos o de falso sacerdocio. La también periodista reconoce en el Tarot una vía de autoconocimiento. El turno de preguntas demostró un respeto mutuo y la capacidad de las personas de arriba y abajo del escenario.

 


Con una puntualidad británica, tras la pausa de la comida, María Rosa Vicens, una de las profesoras de la escuela de la calle Muntaner, nos explicó las diferencias que el Tarot evolutivo y el kármico tienen respecto de la aproximación habitual que se hace sobre la baraja simbólica. Más allá de la interpretación predictiva que trata de poner luz sobre el futuro, hay muchas personas que ven la luz sobre sus conflictos, sobre los elementos implicados en su crecimiento personal.El Tarot evolutivo ayuda a señalar y guiar para la diagnosis de la influencia de nuestro pasado, de nuestras acciones y elecciones pretéritas, en nuestras dificultades o preocupaciones actuales. El Tarot kármico ayuda a determinar qué puede haber en nuestra vida que se arrastra desde el pasado, desde vidas anteriores, desde antiguas reencarnaciones en las que quedaron cosas pendientes. Nos presentó el método del Árbol de la Vida, basado en uno de los símbolos más importantes de la Kábala especialmente útil para valorar nuestra evolución. Ayuda a ver los patrones vitales en los que repetimos incesantemente errores que no hemos podido ver con perspectiva. Acabó relacionando una magnífica obra de arte con la necesidad de situar el Tarot en el contexto en el que fue creado y en el de las vidas anteriores sobre las que se consulta.

 


Alba Juanola es psicóloga y especialista en la interpretación desde la orientación jungiana. Uno de los autores más nombrados durante la jornada (como el propio Xavier Tort destacó en la presentación de la psicoterapeuta) fue Carl Gustav Jung. Nos aclaró la noción de arquetipos a través de una breve exposición de la concepción psíquica del ser humano según el modelo del psiquiatra suizo. Del inconsciente colectivo pareció brotar una conciencia en cuyo centro (y descubierto de modo tardío) estaría el yo. Las potencialidades primigenias que tienden a configurar unas imágenes que cristalizadas por una forma y producidas de manera colectiva son los arquetipos son fácilmente relacionables con el Tarot. Se trata de disposiciones heredadas, iguales para toda la humanidad, al mismo nivel que los instintos y que son el motor que configura la psique individual aún siendo inconscientes. El Tarot seria análogo a los mitos, a los sueños. Nos advirtió sobre los peligros de la identificación de los arquetipos que pueden llevar al endiosamiento, a la desvalorización o la locura cuando el yo se ve arrasado por los contenidos inconscientes. ‘‘El arquetipo es al inconsciente colectivo lo que los complejos a la psique individual’’, continuó la especialista. El psiquismo está constituido,por definición, por luces y de sombras, y en esa línea parafraseó a Jung: ‘‘No se consigue la iluminación por el hecho de imaginar figuras de luz sino por hacer consciente la luz y la oscuridad’’. Los símbolos son, para los junguianos, una proyección de las personas, las situaciones y los problemas, y la pregunta interesante tiene que ver con los porqués y la necesidad de revelar el inconsciente; permitirse destilar la esencia básica de nuestro destino. Carentes de una dimensión moral, las imágenes del Tarot pueden actuar desde lo que Jung llamó sombra, que actúa por nosotros y nos atrapa. El Tarot tendrá, pues, una función diagnóstica para valorar un patrón psíquico, con un innegable valor terapéutico. Los últimos minutos de su ponencia los dedicó a desgranar el arquetipo de la Emperatriz, que de manera sincrónica ha ido apareciendo en todas aquellas exposiciones que han realizado los expertos.

 


Después de una breve pausa, la polifacética investigadora Margarita Arnal nos defiende la necesidad de conocer la utilidad específica de cada Tarot. Nos fundamenta el origen del Tarot en Egipto, tema sobre el que publicó un libro y una baraja de Tarot según el país del Nilo. Nos desveló les secretos de la catedral italiana de Siena, donde los suelos, en concreto sus sofisticados mosaicos, revelan las predicciones de las Sibilas. Según la investigadora: ‘‘El Tarot nos permite ver exactamente quiénes somos, pero para hacerlo hay que tener el valor para querer saberlo’’. A partir de aquí empezó a dar contenido a la ponencia que titula ‘‘Tarot y ciencia’’. El cerebro es el que nos permite regir los miedos. Arnal afirmó: ‘‘Los grandes aliados del Tarot son los físicos cuánticos que no tienen miedo, que quieren saber la verdad.’’ Valoran la energía y ven cómo se materializa. Un psíquico es capaz de ver cómo una carta mueve la energía del consultante y eso puede ser llamado ciencia aunque no sea ajustado a una visión estrecha de la misma. Nos aconseja que no creamos nada que no podamos comprobar por nosotros mismos; así pues, si nos interesa el Tarot, tomémoslo en serio, porque eso puede hacernos cambiar unos circuitos que activan el cerebro, la energía y la activación de elementos que están latentes. Habló de la necesidad de la creación de un Tarot tan actual que recoja la simbología que ha creado nuestra sociedad. Los símbolos y los talismanes son radares de energía que afectan a la persona y que pueden ser analizables con las técnicas científicas. Como ejemplo nos da numerosos datos sobre la influencia de los colores sobre el consumo tan usado en publicidad. Acabó haciendo la interpretación de la situación personal concreta a través de la extracción de única carta entre varios de los asistentes y con ello despertando cierto entusiasmo entre muchos de los ellos.

 


María del Mar Tort, por características personales y experiencia profesional, se mostró muy desenvuelta y pedagógica dejando claro que las bases de la interpretación son la sensación y la percepción, el método y por supuesto la intuición. No existe una interpretación válida sin que el consultado no tenga en cuenta las sensaciones que se puede determinar desde la distancia entre los personajes, las miradas, la situación. También es muy importante el método que hace que cualquiera sea capaz de leer las cartas si lo aprende, pero que lo hará con mayor o menos fortuna según su potencial. Lo comparó con el don de la música. La técnica necesita de la intuición y ésta de la técnica. Las escuelas pueden explicar muy bien las partes del proceso predictivo y también enseñan estrategias para desarrollar la intuición porque se trata de un tándem indivisible. De nuevo en el Congreso se hace referencia a un código ético y a que la indicación de las cartas no es una marca determinante. Se nos recordó que el tarotista ni decide ni juzga, sólo potencia las facilidades, se expresa de manera clara y siempre respeta la confidencialidad. Sus palabras nacen de una larga relación que toda su familia mantiene con ese fascinante conjunto de imágenes que traspasan el valor iconográfico y que en su plenitud plantea desafíos intelectuales y emocionales. La suya resultó un perfecto colofón de las intervenciones individuales.

 


Cuando se habla de los retos que debe afrontar el Tarot en el tiempo presente se acaba concluyendo lo que ya está muy bien explicitado en la ‘‘Declaración pública del Primer congreso de Tarot’’ y que se presentó en la clausura. El Tarot es útil, está muy vigente, debe ser usado de modo responsable, correcto, rigurosa y éticamente. Las personas que interpretan el Tarot son responsables de la imagen que se pueda tener de él. A una mejor apariencia y contenido del Tarot ha contribuido sin duda este magnífico evento que ha sembrado entre los presentes una semilla de la mejor comprensión de la magia del Tarot. Muchas felicidades desde aquí a los organizadores.


 



Ver índice de Karma estuvo allí