Hola, Invitado (Particular)
TU CARRITO   TOTAL: 0,00 €
Carrito
Sección actual: INICIO

REVISTA DIGITAL PRODUCTOS KARMA

- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -
¿CÓMO SE PUEDE FABRICAR UN ALTAR DOMÉSTICO?
Son muchos los hogares en los que existe un espacio, por pequeño que sea, consagrado a unos objetos muy particulares (o incluso sagrados): se trata de los modernos altares. En un altar es posible invocar, rezar, dar gracias o realizar actos relacionados con las artes mágicas. Algunas de las indicaciones fundamentales para elaboración son:
SABER MÁS - Artes Mágicas
Ver índice de esta sala
Ver índice general de Saber Más
5. PULCRITUD
La vida debe inundar el altar, debe ser un sitio donde fluya la energía constantemente. Por ello, debe cambiar siempre que sea necesario, y sobre todo, debemos limpiarlo a menudo y no permitir que se acumule polvo en él. Para darle vida, se puede cambiar ciertos elementos, moverlos, renovarlos, colocar alguno nuevo. Eso sí, siempre se debe hacer como un acto litúrgico, sin prisas y con mucha ceremonia.
1. LOCALIZACIÓN
Su lugar en el hogar debe ser especial. Tiene que ubicarse a resguardo del sol, de la lluvia o del viento, excepto si se trata de un altar exterior. Sus límites deben estar bien marcados, de manera de dejar claro dónde empieza y dónde acaba. Evidentemente, su espacio no debe ser compartido por cualquier otro elemento del hogar. Por ejemplo, una mesa que utilizamos para dejar las llaves al entrar no puede ser utilizada como altar doméstico.
2. LAS ZONAS
Su distribución debe realizarse por zonas, para que de esta forma quede bien delimitado. Una de las zonas (la predominante) debe quedar reservada para los distintos ídolos o elementos de culto. Otra zona cobijará una representación de los cuatro elementos. Así, podemos ubicar el fuego de una candela, una vasija que sólo contenga aire, un espacio donde realizaremos la quema de incienso, y otro en el que pondremos tierra o piedras. Por último, delimitaremos una zona en la que podremos realizar peticiones o hacer trabajos litúrgicos.
3. ELABORACIÓN MENTAL
Previo a la construcción material del altar tendremos que construirlo en nuestra mente, ya que así le otorgaremos todo el poder y la energía necesarios.

4. MINIMALISMO
En el altar sólo pondremos los elementos necesarios para conformarlo, y evitaremos todos los que sean solamente decorativos. Tenemos que pensar muy bien cuáles tienen una relación real con la clase de operatividad que buscamos.